Megha Datta_LinkedIn.jpg

MEGHA DATTA

INDIA

Como mujer india privilegiada de clase media urbana, puede que no sea una figura de autoridad en el tema, pero en mi propia experiencia, puedo rastrear el impacto de la población en casi todos los aspectos de nuestras vidas. El simple hecho de tener un corazón empático es suficiente para que uno se dé cuenta de lo que la superpoblación le hace a nuestro mundo.  

 

Desde entornos físicamente congestionados, a veces rodeados de desechos, suciedad y contaminación, hasta una mayor inseguridad por los recursos compartidos, la desconfianza y la competencia malsana, la lista de impactos es larga. En generaciones anteriores a la mía, muchas familias tenían entre 5 y 6 hijos, a menudo como resultado de un anhelo incesante por los niños. Las mujeres se limitaron a criar hijos y mantener la casa. No tenían agencia, no tenían voz en asuntos financieros. Ni siquiera en materia de planificación familiar.  

 

En la década de 2000, las cosas comenzaron a cambiar: un mayor enfoque en la planificación familiar, el empoderamiento y la educación de las niñas y el aumento de mujeres en la fuerza laboral. Veo que cuanto más educadas son las mujeres, más independientes económicamente se vuelven y mejor es su agencia para la planificación familiar. Las mujeres están eligiendo conscientemente menos hijos y una vida mejor para sus familias. Debemos unirnos para abordar la superpoblación, que está intrínsecamente ligada a la agencia que tienen las mujeres ”.